La gran mayoría de las veces cuando escuchamos hablar de la integración de servicios de domótica y telecomunicaciones aplicada a viviendas, nuestro pensamiento nos transporta a obra nueva donde la integración de los diferentes mecanismos ya sean puertas, ventanas, iluminación…inteligentes es mucho más sencillo de llevar a cabo que sobre viviendas con años de habitabilidad, es decir viviendas antiguas. Un símil con lo que vamos a tratar en este post y que no por ser vivienda con sus años de existencia no pueden integrarse sistemas de domótica que hagan la vida más fácil a sus dueños, habitantes que por desgracia en nuestro país y más concretamente en la zona del levante almeriense tienen una edad cada vez más avanzada y las nuevas teconologías aplicadas al hogar permiten ya que estas personas mayores su vida sea más fácil y segura gracias a la domótica y telecomunicaciones.

Podemos conseguir transformar un hogar en vivienda inteligente a través de proyectos domóticos personalizados y conseguir que nuestros mayores tengan de nuevo autonomía, confort y como no la seguridad para tranquilidad de sus familiares que pueden estar en todo momento avisados ante cualquier imprevisto a través de muchas aplicaciones, sensores que los mantienen en vigilancia constante.

Existen sensores que además del ahorro que conllevan en gasto de luz activarán la luz de la habitación donde se encuentren con el menor de los movimientos evitando caídas y pequeños tropiezos sin tener que moverse a encender la luz ante la falta de visibilidad. Ante la normalización de los sistemas KNX que ha traído la compatibilidad de intercomunicarse de los distintos dispositivos de domótica hará que puedan intalarse muchas funcionalidades como sensores que nos pueden avisar ante la falta de movimiento de estas personas o conectadas con centros sanitarios.

Otras de las muchas utilidades de la domótica estaría relacionada con los sistemas para ventanas, persianas…que pueden programarse para que se abran o cierren en función de las horas del día lo que ayudaría en el ahorro energético por parte de estas personas así como evitar que tengan que estar constantemente abriendo o cerrando ventanas con el peligro de caídas innecesarias.

Como vemos son muchísimas las ventajas de la domótica en beneficio de una población a la que debemos cuidar con mucho mimo y sobre todo hacerles su día a día mucho más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *